Varamiento de carbón en Ventanas y plan de descontaminación enciende alertas en el borde costero

Un nuevo episodio de contaminación por parte de la empresa Aes Gener deja 50 metros de playa con carbón, mientras la comunidad de Quintero y el INDH exigen que plan de descontaminación se haga tomando como referencia de base un día de aire descontaminado y que la norma se base en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Un nuevo varamiento de carbón en la playa de Ventanas dejó más de 50 metros de costa afectada y la limpieza superficial del sector sumó aproximadamente noventa sacos que debieron ser retirados desde el lugar.

Según informó Dinson Back, capitán de puerto de Quintero, en estos casos se activa un protocolo de limpieza del área afectada y explicó que “los varamientos de carbón son bien recurrentes en el sector de ventanas, esto fue en la playa cerca de la caleta de los pescadores”.

Las empresas responsables de arrojar carbón al mar e impactar la playa constantemente es AES Gener y el Puerto Ventanas, la primera una termoeléctrica que es alimentada con el combustible fósil que es cargado y descargado del terminal emplazado en el borde costero.

Según Priscilla Pacheco, representante del movimiento ciudadano Salvemos Quintero, “las correas trasportadoras del Puerto de Ventanas, son el principal foco de contaminación, ya que los residuos de carbón caen constantemente en las costas y nadie se preocupa, las maquinarias son antiguas y están expuestas al viento, por lo que siempre están arrojando material. Por otra parte, está la termoeléctrica AES Gener que funciona con este combustible y que está totalmente obsoleta”.

Los varamientos de carbón en esta zona no son hechos aislados, incluso Priscila Pacheco advierte que esta forma de contaminación se puede observar “tres días a la semana”, lo que mantiene a esta playa en una emergencia constante.

El caso es que los pescadores de esta zona han tenido que abandonar sus labores y para sustentarse muchos de ellos han cambiado los espineles por herramientas como palas y escobillones para recoger carbón en la playa , que por los altos niveles de contaminación, hoy no cuenta con fauna mariana endémica.

La representante de Salvemos Quintero, dijo que el plan de contingencia al que aludía Dinson Back, capitán de puerto de Quintero, no es un esquema muy confiable, “ya que las personas llegan con sus escobillones y palas y se dedican a retirar la capa superficial contaminada, pero cuando ya se aburren o se cansan de sacar la mugre, solo tiran arena limpia encima. Acá todo se hace a medias”.

Una de las estrategias utilizadas por las empresas del borde costero ha sido contratar personas en las comunas afectadas para que atiendan las emergencias y desarrollen medidas de mitigación. Sin embargo, Christian Toledo, vocero de la Coordinadora Ciudadana Despierta Quintero – Puchuncaví, explicó que “las personas que recogen el carbón, lo hacen sin ninguna instrucción ni supervisión, incluso nunca han sido capacitados para desarrollar esta tarea. Los insumos que usan para recoger el combustible son guantes quirúrgicos, pala y escobillón”.

Violación de derechos humanos en Quintero

El instituto Nacional de Derechos Humanos, el viernes pasado terminó su misión de observación en el borde costero de Quintero, Puchuncaví y Ventanas. En terreno representantes del organismo desarrollaron 40 entrevistas en profundidad a distintos representantes de la comunidad de las zonas, además de 5 reuniones con la población afectada.

Sobre la base de dicho diagnóstico, la directora del organismo, Consuelo Contreras, dijo que además de la vulneración al derecho de vivir en un ambiente libre de contaminación, a la salud, la educación y trabajo, se detectó que se está faltando al derecho a la información y a la movilización pacífica y reunión.

En tanto, la vulneración al derecho a movilizarse y reunión se detectó en el actuar de Fuerzas Especiales de Carabineros durante las manifestaciones ciudadanas desarrolladas el fin de semana pasado, en donde varias personas denunciaron agresión desmedida y daños ocasionados por éstos.

La jornada de investigación desarrollada por el INDH redundó en la presentación de un recurso de protección por las seis vulneraciones a derechos humanos que logró detectar en terreno.

A las acciones desarrolladas por el INDH se suman las recomendaciones hechas por el Colegio Médico que llamó al gobierno a evacuar a mujeres embarazadas y niños de la zona hasta que se logre determinar la faena que está generando focos de contaminación del aire que mantiene a buena parte de población afectada e incluso con casos críticos de intoxicación.

En este sentido, la representante del movimiento ciudadano Salvemos Quintero advirtió que “la comunidad no debe aceptar el plan de descontaminación que pretenden aprobar las autoridades a puerta cerrada, porque ellos quieren hacerlo con las normas actuales que permiten altos niveles de contaminación, por el contrario, nosotros queremos que primero se estructure una nueva normativa apegada a las recomendaciones de la OMS y luego se piense en planes de descontaminación para terminar con los vicios que hasta ahora ha tenido este instrumento”.

Sumando a esto, el INDH, a través de su directora Consuelo Contreras, propuso coordinar una jornada de paralización total de faenas en la zona de Quintero y Puchuncaví con el fin de medir el aire sin contaminantes y tener una línea de base para el futuro Plan de Descontaminación de la zona.

Recordemos que el último plan de descontaminación presentado fue detenido por Contraloría General de la República, ya que lejos de descontaminar permitía una mayor prevalencia de los gases contaminantes en la zona, esto porque quienes hacían las mediciones del estado del aire, hasta antes de la crisis, eran las mismas industrias que debían ser fiscalizadas en el borde costero.

 

 Jueves 20 de septiembre 2018. 

Por Francisco Velásquez

Fuente: Radio.uchile.cl