Venta de Aguas Antofagasta alerta a parlamentarios y organizaciones locales

La Empresa Concesionaria de Servicios Sanitarios S.A (ECONSSA) aprobó la venta de Aguas Antofagasta al Grupo EPM de Medellín. Luego de un acuerdo, Antofagasta plc de la familia Luksic traspasará el 100 por ciento de la propiedad a la empresa colombiana por 965 millones de dólares. El diputado radical Marcos Espinosa advirtió que este monto supera cinco veces lo que canceló la compañía chilena al Estado en 2003.

El Grupo Empresas Públicas de Medellín (EPM) confirmó la compra de Aguas Antofagasta (ADASA) reconociendo que era “la adquisición más grande realizada hasta el momento por la entidad”.

Desde noviembre del año pasado se conocía el interés del grupo Luksic en concretar esta venta después de realizar un proceso de valorización de la firma y contar con diversas ofertas desde el extranjero. Durante 2003, Antofagasta plc se adjudicó la concesión del servicio sanitario nortino por un plazo de 30 años.

Luego de diez años de esa adquisición, parlamentarios y organizaciones locales siguen con alerta este último anuncio y reiteraron el llamado a debatir sobre el control de este recurso.

El diputado (PRSD) Marcos Espinosa advirtió que es necesario que se cumplan “todas las disposiciones para asegurar la sustentabilidad del recurso y priorizar el abastecimiento para los más de 100 mil clientes en Antofagasta, Calama, Tocopilla, Mejillones y Tal Tal”.

“Cuando en 2003 el Estado decide concesionar, podemos observar que ese traspaso involucró 186 millones de dólares y hoy día esta empresa decide vender sus activos por una suma cinco veces superior. Esto conspira abiertamente con esa definición de bien de uso público y tiene más bien un carácter de mercancía”, agregó el legislador radical.

Espinosa aseguró que “si no iniciamos un proceso de verdad de renacionalización de los recursos hídricos, permanentemente nos vamos a ver enfrentados a este tipo de situaciones. Es un tema que llamó la atención en la comisión de Recursos Hídricos y a partir de esa constatación se toma la decisión de citar a la Superintendenta de Servicios Sanitarios y ECONSSA”.

Los desafíos del nuevo concesionario

Esteban Araya, presidente de la Asociación de Agricultores de Calama recordó que al conocer este traspaso convocaron a una marcha el pasado 20 de mayo. Además, presentaron un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Antofagasta que fue acogido a trámite.

Araya explicó que hubo una declaración del gerente de la empresa Medellín que preocupó porque decía que iban a vender parte del agua a la minería. Informó que “están invocando el Convenio 169 porque hay varias organizaciones y comunidades indígenas que tienen sus derechos de agua y pueden ser perjudicadas en un futuro porque no sabemos el proceder de esta empresa ante el destino de las aguas”.

Criticó la inversión de una empresa extranjera argumentando que estas aguas deberían ser de uso público nacional y “no que otra compañía venga a lucrar o que los Luksic saquen sus ganancias en estas condiciones”

Juan Carlos Caiceo, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica del Norte, calificó como lamentable que este recurso siga en manos de privados: “Es imposible que miremos esto como algo positivo. Ahora, espero que esta empresa esté en conocimiento de los altos niveles de contaminación, se ponga las pilas con la calidad del agua porque hoy tiene enferma a toda la gente”.

El dirigente del movimiento ciudadano de Antofagasta denominado “Este polvo te mata” recordó que el “cuestionamiento a Luksic era porque de alguna manera priorizaba su industria (la minera), nos dejaba con un agua muy contaminada, con baja presión y un servicio pésimo en todos los aspectos. Espero que esta empresa tenga una mentalidad distinta y se preocupe más por la salud de las personas”.

Contratos con cláusulas precisas

El presidente del Directorio de la Empresa Concesionaria de Servicios Sanitarios S.A (ECONSSA), Juan Carlos Latorre confirmó a Radio Universidad de Chile que recibió una petición por escrito para informar a la comisión de Recursos Hídricos de la Cámara de Diputados. “Haré llegar ese informe solicitado”, comentó.

Agregó que ECONSSA administra y es contraparte de los contratos vigentes que permiten que estas concesiones sanitarias sean operadas por empresas privadas, las que en su oportunidad fueron licitadas por el Estado.Concluyó que “en los contratos respectivos se establece que ECONSSA debe, en función de cláusulas bien precisas, concurrir con su aprobación en el caso que éstas se cumplan para que la transferencia de esos contratos entre privados pueda tener lugar. Ese es el caso de Aguas Antofagasta”.

La Superintendenta de Servicios Sanitarios, Magaly Espinosa, lideró este miércoles un encuentro ciudadano en el marco del Proceso Tarifario de Aguas Antofagasta. En esa instancia, explicó que “independiente a los dueños el organismo velará por la calidad de servicio a los habitantes de la Región”.

EPM: Vienen a aprender

Esta semana, el Grupo EPM lideró una ceremonia que contó con la participación de trabajadores, ejecutivos de la sanitaria y altos directivos de la empresa colombiana. Juan Esteban Calle, gerente general del grupo, aseguró que “vienen a Chile a aprender, la llegada de EPM es una oportunidad para sumar nuevos talentos a nuestras empresas”.

ADASA es la segunda inversión de la empresa en Chile porque ya tiene presencia con el Parque Eólico Los Cururos (IV Región), inaugurado en octubre de 2014 La empresa colombiana también integra proyectos en su país, El Salvador, Guatemala, México y Panamá.

Cuando se hizo público el acuerdo entre ambas empresas, el Grupo Luksic dio luces de sus siguientes pasos. Diego Hernández, CEO de Antofagasta plc, advirtió que “esto nos va a permitir además concentrar nuestros esfuerzos e inversiones en nuevos proyectos mineros, especialmente en la Región de Antofagasta”.

Fuente: Diario U. de Chile