Energías alternativas no superarían el 8%

    Les atribuyen un rol secundario en la producción de electricidad:
    Energías renovables no convencionales no superarían el 8% de la matriz a 2020

    Si bien contaminan menos, expertos señalan que son costosas y que no aseguran una generación constante.  

    Carolina Ubilla Boniard 

    Fuente: El Mercurio

    http://diario.elmercurio.com/2010/09/02/economia_y_negocios/economia_y_negocios/noticias/B4AA9D16-BC68-4633-BEBA-E53CD8A59767.htm?id={B4AA9D16-BC68-4633-BEBA-E53CD8A59767}

    Los mayores costos de producir energías renovables no convencionales (ERNC), como también su inestabilidad en la generación eléctrica, dificultarán, según expertos, que estas fuentes menos contaminantes logren una participación superior a un dígito en la matriz energética durante la próxima década, desde el 3% que tienen hoy.

    Esto, pese a que la meta del Gobierno es que las ERNC alcancen un 20% de la matriz.

    La tarea no es fácil, considerando que estas energías tienen costos mayores que las convencionales y que la demanda en los próximos diez años crecerá al doble desde los casi 15 mil megawatts (MW) actuales a más de 25 mil MW. Esto, si el país recuperara y mantuviera tasas de actividad cercanas al 6%.

    De ahí que la principal interrogante sea cómo elevar esta capacidad. Sebastián Bernstein, ex secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), cree que esto dependerá de la aprobación de HidroAysén, que aportará 2.750 MW.

    Si esto sucede, proyecta a 2020 una matriz dominada por la hidroelectricidad (50%), mientras que las ERNC no superarían el 8%. El 42% restante correspondería a termoeléctricas, principalmente carboneras.

    El experto sostiene que no hay una matriz ideal. "Esta tiene que ser relativamente diversificada, económica, y debe considerar la variable ambiental".

    Si bien las ERNC cumplen con este último requisito, pueden ser hasta cinco veces más caras que las convencionales (ver infografía), indica el director de Electroconsultores, Francisco Aguirre. Agrega que difícilmente estas energías podrán superar el 5% de la matriz, pues al costo se suma su bajo factor de planta, o menor constancia en la generación, como ocurre con la energía solar o eólica. Así, de aumentar su peso en el sistema podría haber problemas en su operación.

    En el mercado estiman que dentro del 5% de ERNC que exige la ley actualmente como porcentaje de la energía comercializada, deberían predominar las centrales minihidroeléctricas por su mejor factor de planta; luego la geotérmica, aunque para cubrir necesidades de la minería por su alto costo de exploración, y finalmente vendría la eólica.

    Esta última fuente, según Berstein, no está exenta de contaminación, pues sus respaldos, en caso de falla, operan con diésel, que genera más emisiones que el carbón.

    Y si bien este último combustible es el que ha generado polémica por sus emisiones, Aguirre señala que las tecnologías actuales reducen los niveles de contaminación.

    María Isabel González, ex titular de la CNE, manifiesta al respecto: "Hoy la desventaja del carbón tiene que ver con las mayores emisiones de CO {-2} , el resto puede ser mitigada".

    Al igual que los dos consultados anteriores, González cree que Chile no puede excluir de su matriz ningún tipo de generación eléctrica, y añade que se debe optar por una suerte de equilibrio entre las posibilidades, sin dejar fuera ninguna.

    COMPLEMENTO

    Expertos indican que las ERNC juegan un papel complementario al resto de las fuentes.

     Gobierno inicia proceso de licitación de 21 nuevas áreas de concesión geotérmica

    El Ministerio de Energía inició ayer el proceso para licitar 21 nuevas zonas de concesión para el desarrollo de la energía geotérmica.

    Las zonas que serán puestas a disposición de privados abarcan una superficie total de 956 mil hectáreas -entre las regiones de Tarapacá y de Los Ríos-, y de acuerdo con estimaciones de la cartera, estas zonas implicarán inversiones por US$ 100 millones.

    "Esta licitación es parte del plan del Gobierno para dar un nuevo impulso al desarrollo de la geotermia, una fuente energética limpia y sustentable que Chile necesita para potenciar nuestro crecimiento económico, crear empleos y derrotar la pobreza", dijo el titular de Energía, Ricardo Raineri.

    El secretario de Estado también informó el envío de un proyecto para modificar la ley que regula este tipo de concesiones.

    Proyecto de ley

    El cambio busca promover esta industria mediante la eliminación de trabas y la agilización de los procedimientos de entrega de permisos de exploración y explotación. Además establece mecanismos para que los privados que se adjudiquen estas zonas efectúen los trabajos que correspondan en las distintas etapas del proceso en plazos acotados, a fin de obtener resultados operativos concretos.

    El secretario de Estado indicó que la meta del Gobierno es otorgar más de 50 nuevas concesiones durante este año y otras 120 en los dos siguientes.

    Actualmente existen 24 concesiones de exploración y seis de explotación vigentes.

    "La geotermia será uno de los pilares del desarrollo de las energías renovables no convencionales, y tendrá un rol clave en la diversificación de nuestra matriz energética", destacó Raineri.

    Esta fuente de energía, que proviene del calor de la tierra, es renovable, su costo de operación es cercano a cero y su disponibilidad (factor de planta) alcanza al 95% del tiempo, pues no es susceptible a las variaciones climáticas y presenta bajas emisiones.