Covid-19 causó solo una reducción temporal de emisiones de carbono

    Informe Unidos en la Ciencia, realizado por organismos mundiales, como la OMS y el IPCC, alerta sobre el cambio climático.

    La pandemia del Covid-19 no retrasó el avance del cambio climático. Las emisiones de dióxido de carbono están aumentando de nuevo rápidamente luego de una disminución pasajera debido a la desaceleración de la economía, alejándose de las metas de reducción.

    Esta es una de las principales conclusiones del tercer informe Unidos en la Ciencia 2021 coordinado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), y con aportes del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), entre otros, que señala que es cada vez más probable que las temperaturas superen temporalmente el umbral de 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales en los próximos cinco años, complicando la meta del Acuerdo de París.

    Según el reporte, aun con la adopción de medidas ambiciosas para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), el nivel del mar seguirá aumentando y constituirá una amenaza para las islas de baja altitud y las poblaciones costeras de todo el mundo.

    “Este año es decisivo en lo que respecta a la acción climática. El resultado es una constatación alarmante de lo alejados que estamos del rumbo previsto”, afirmó Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas en un comunicado de prensa.

    Alza en 2020 y 2021

    El reporte señala que las emisiones de GEI mundiales siguieron aumentando en 2020 y 2021.

    Según estimaciones preliminares, entre enero y julio de 2021 los sectores de energía eléctrica e industria ya estaban en el mismo nivel o en un nivel superior al observado durante igual período en 2019, mientras que en el transporte terrestre disminuyeron un 5 %.

    Además, en los primeros siete meses del año las emisiones globales -sin incluir el transporte aéreo y marítimo- se mantuvieron en los mismos niveles que en 2019.

    Fuente: Diario Financiero