Este martes, China dijo que seguirá apoyando la construcción de centrales eléctricas de carbón por parte de sus empresas en países en desarrollo, justificándolas por la falta de alternativas. El presidente Xi Jinping anunció en septiembre que su país empezaría a reducir sus emisiones de CO2 “antes de 2030” y en 2060 alcanzaría la
SEGUIR LEYENDO