Pasado el tráfago mediático del 8M, con cientos de miles de mujeres en las calles de todo el país para dar cuenta, una vez más, de un sistema social, político, económico sustentado en la desigualdad de género, permanecen aún los ecos de los discursos colaterales. En los días previos desde
SEGUIR LEYENDO